Inicio Hoy qué CTI CAPTURÓ CONDENADO POR ACTOS SEXUALES CONTRA NIÑA DE 4 AÑOS

Tiempo de lectura 7 minutos

CTI CAPTURÓ CONDENADO POR ACTOS SEXUALES CONTRA NIÑA DE 4 AÑOS

  Los hechos ocurrieron en el año 2007 en un sector de Cuba en Pereira, e l condenado fue detenido el día de los hechos, pero posteriormente dejado en libertad porque según el juez que conoció el caso, no hubo flagrancia.

 

En el   barrio Samaria II de Pereira (Risaralda), funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) materializaron la orden de captura emanada por el Juzgado 1° de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad de la ciudad en contra de Fernando Toro Bedoya, para cumplir condena de 53 meses de prisión por el delito de acto sexual con menor de 14 años.

 

El Juzgado 1° Penal del Circuito, con funciones de conocimiento tomó la decisión en noviembre del año 2016, luego de conocer los elementos materiales probatorios y evidencia física presentada por la Fiscalía, los cuales consideró suficientes e idóneos para hallarlo culpable de haberle hecho tocamientos en sus partes íntimas a una niña de 4 años en enero del año 2007, cuando se encontraba con su madre y otras personas en la casa de una vecina celebrando un cumpleaños.

 

Toro Bedoya quien era pariente de uno de los asistentes a la reunión, empezó a tornarse muy cariñoso con la niña. De hecho en compañía de su madre fueron al parque que se encontraba a unas cuantas cuadras en el barrio Uribe III de Cuba, justo detrás de una clínica.

 

De un momento a otro la niña se perdió y tampoco se volvió a ver al joven, hasta que unos vecinos los hallaron en el parque en una zona oscura y boscosa en una situación que hacía sospechoso al condenado, tanto así que la pequeña no tenía puesta su ropa interior.

 

La comunidad quiso tomar justicia por su cuenta y empezaron a tirarle piedras y a quererlo golpear hasta que intervinieron las autoridades.

 

Hombre capturado con una Mini Uzzi, solo debe presentarse cada 30 días, ordenó el juez

 

                     

 

Pese a que la Fiscalía solicitó medida de aseguramiento en centro carcelario contra José Héctor López Marulanda luego de haber sido capturado en flagrancia con una subametralladora tipo Mini Uzzi, el juzgado con funciones de control de garantías de Pereira (Risaralda) que conoció el caso, no la consideró procedente y lo dejó en libertad.

 

El hombre de 43 años fue sorprendido en vía pública por uniformados que patrullaban a pie la zona, cuando se percataron de la presencia de un ciudadano que llevaba consigo el arma a la vista de todos a altas horas de la noche el pasado 21 de febrero en el barrio Los Héroes de la Ciudadela Cuba de la capital risaraldense.

 

Según el informe rendido por ellos y que fue leído en las audiencias de garantías por la fiscalía URI que conoció el caso, al requerirlo intentó huir por lo que se dio una persecución que terminó poco después cuando supuestamente el sospechoso ingresó a una casa de la zona, a la cual ellos procedieron de inmediato a entrar para detenerlo.

 

Al requisarlo le encontraron el arma calibre 9 mm que según peritaje de balística, tenía en el proveedor un cartucho que ya había sido percutido, y el arma se encontraba en perfectas condiciones por lo que era apta para disparar.

 

Por lo tanto la Fiscalía le imputó al procesado el delito de tráfico, fabricación y porte de armas de uso restringido, de uso privativo de las Fuerzas Armadas, verbo rector portar, a título de dolo en calidad de autor, cargo que no aceptó.

 

Fue así como el ente acusador sustentó la solicitud de la medida de aseguramiento en centro de reclusión, basado en que es una conducta grave y reprochable que pone en riesgo a la comunidad. Dijo que es necesaria, idónea y proporcional, y por tanto una domiciliaria u otra contemplada en el Código de Procedimiento Penal, no era menos lesiva para la actuación ilícita cometida presuntamente por López Marulanda.

 

Pese a esto, el togado indicó que no puede haber una actuación retaliativa contra el imputado, ya que según su criterio, el aparato por sí sólo no representa un peligro; no cuenta con antecedentes penales, y la Fiscalía en ningún momento presentó elementos que demostraran que pertenecía a algún grupo ilegal, cometiera delitos con el arma, o que el arma estuviera vinculada a algún proceso.

 

Por ende la judicatura le impuso medidas no privativas de la libertad tales como: presentarse cada 30 días al Centro de Servicios Judiciales, mostrar buena conducta personal, social y familiar; no portar armas de fuego, y finalmente no salir del país.

 

Etiquetas

Califique esta publicación
Puntuación: 2,9692307692308 / Votos: 130

Articulos recientes

Web.

Balacera en el Parque de la 93 en Bogotá

En la mañana de este miércoles 21 de febrero de 2024,se presentó una balacera en el parque de la 93, Norte de Bogotá, cerca de la reconocida panad...

Tiempo de lectura 2 minutos

Comentarios de los usuarios

Deja tu comentario: