Inicio Opinión El improvisado recibimiento y la necesidad de construir una Colombia nueva

Tiempo de lectura 6 minutos

El improvisado recibimiento y la necesidad de construir una Colombia nueva

Cuando uno quiere cambiar de vida, o quiere ver más allá de sus narices, necesita comparar. Sé que muchas veces, hacerlo puede ser molesto; sin embargo, en las Ciencias Sociales, la comparación es importante para identificar las variables que muestran una similitud o una diferencia en la configuración de los órdenes sociales.

Planteo este encabezado para contextualizar el problema que estamos viviendo en las zonas veredales de transición, es decir, en aquellos territorios que se deberían haber construido con las mejores condiciones para recibir a los más de 6.000 guerrilleros armados y activos que tenían las FARC al momento de firmar el Acuerdo de Paz. Sin embargo, contrario a lo que muchos esperaron, la improvisación y la mala organización terminó recibiendo a cientos de combatientes en literales pocilgas, algunas sin un sistema para el manejo de residuos orgánicos, otras sin posibilidad de ingresar alimentos, y los que han llegado, están dañados.

Para completar el asunto, no ha de faltar quien considere que los guerrilleros vivían en la selva, entonces que los campamentos son un paraíso. Además, no han de faltar los insulsos que consideran que merecen ser recibidos de la peor manera, pues finalmente no hacían nada “bueno” por el país.

Para aclarar un poco, los procesos de resocialización deben estar orientados hacia la dignidad humana; si los desmovilizados de las FARC vivían mal, la idea es mostrarles por qué el capitalismo es mejor que el comunismo, se necesita enseñar por qué la Colombia que hemos defendido es mejor que la propuesta por ellos. Lastimosamente lo que estamos mostrando es la realidad de un país conservador, de doble moral que entra a misa los domingos, se santigua y defiende los valores de la familia, pero no es capaz de perdonar, no protesta por la violación a menores por parte de los santísimos curas, y peor aún, se indigna con el aborto pero no adopta por eso de que los genes y “uno nunca sabe”. Este país que vive aún en la época del antiguo testamento del ojo por ojo y diente por diente y que para ser más precisos, predican a Cristo pero distan de haber interiorizado sus enseñanzas, es el que recibe a los guerrilleros.

Señores de las FARC, bienvenidos a la improvisada Colombia, en la que los administradores públicos son doctores pero no han hecho un doctorado, y mucho menos les interesa hacerlo, a la Colombia en la que muchos funcionarios públicos saben cómo robar, pero no cómo invertir. Bienvenidos a la Colombia en la que su premio nobel de literatura fue condenado al infierno por una digna representante del Centro Democrático, el mismo partido que propuso desmontar lo acordado para volver al caos y la vergüenza mundial de ser el segundo país después de Siria con más desplazados por la guerra, pero que para disimular, no los llamaremos desplazados sino “migrantes internos” como lo propuso Obdulio Gaviria.

Entonces. ¿Con qué deben comparar, señores exguerrilleros? La Colombia a la que van a ingresar y que les va a recibir, la del capitalismo conservador por la doble moral que habla del mercado mundo pero no abre sus puertas a la competencia y no es capaz de controlar los cárteles y sancionarlos, puede cambiar. Ya han conocido las dificultades de nuestro trópico y lo que es la guerra; ahora están entrando al caos que hemos sostenido excusándonos en ustedes, pues finalmente fueron el chivo expiatorio para legitimar el orden y ocultar las terribles cifras.

Señores farianos, los invito a leer, a escribir, a estudiar y a no dejarse cooptar por el sistema. Miren cómo otros países lograron superar sus falencias sancionando a los corruptos, movilizando las poblaciones para distribuir asertivamente el presupuesto nacional, para exigir y denunciar los vejámenes. Comparen con otros casos, miren más allá de las montañas que nos tocó y trabajen con quienes queremos hacer de este país, un mejor lugar para vivir.

Etiquetas

Califique esta publicación
Puntuación: 2,3333333333333 / Votos: 3

Articulos recientes

Web.

Balacera en el Parque de la 93 en Bogotá

En la mañana de este miércoles 21 de febrero de 2024,se presentó una balacera en el parque de la 93, Norte de Bogotá, cerca de la reconocida panad...

Tiempo de lectura 2 minutos

Comentarios de los usuarios

Deja tu comentario: